miércoles, 20 de septiembre de 2017

Efectos adversos e interacciones en ancianos en atención primaria

Fuente: CADIME
La revista de la Sociedad Americana de Geriatría ha publicado una revisión sobre efectos adversos e interacciones frecuentes en ancianos en atención primaria. El enfoque es detectar estos problemas para mejorar las prescripciones y con ello la seguridad de esta población.
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jgs.14870/abstract

BMJ. Antidepresivos: interrupción y recaídas.

Una revisión sistemática y metanálisis del BMJ sobre riesgo de recaída tras la interrupción del tratamiento antidepresivo en trastornos de ansiedad concluye que, según la evidencia, el tratamiento se debería continuarse al menos 1 año. Se considera que debería reformularse la recomendación de retirar progresivamente los antidepresivos tras alcanzar la remisión.
http://www.bmj.com/content/358/bmj.j3927

fuente:CADIME

SIETES, TRIPLE TERAPIA EPOC. Seguir ordeñando el mercado de los broncodilatadores.

Anónimo. EMA panel recommends approval of GSK’s triple inhaler to treat COPD
DIA Daily (DIA Daily)
18 de septiembre 2017
página(s) 2
El CHMP de la EMA ha recomendado la autorización de una nueva combinación a dosis fijas, esta vez de tres moléculas: fluticasona, umeclidinio y vilanterol, para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica grave.Esta es la estrategia de GSK para seguir ordeñando el mercado de los broncodilatadores en aerosol: sustituir la combinación fluticasona + salmeterol (de eficacia muy limitada y con efec tos adversos potencialmente mortales) por otra combinación que incluye nuevos fármacos, aparte de la fluticasona

Fármacos km.0. Anticolinérgicos, Antimuscarínicos, Mirabegrón Desmigando el concepto de vejiga hiperactiva y la eficacia de los tratamientos (1 de 2)

En medicina, con frecuencia, no es fácil saber la prevalencia real de un problema clínico porque depende mucho de la definición. Por ejemplo, la Guía Europea de Incontinencia Urinaria define la incontinencia urinaria (IU) como la pérdida involuntaria de orina al menos una vez en los últimos 12 meses, que nos parece exagerado. Así, la prevalencia en mujeres puede llegar casi al 70% y en un hombres al 40%. Un reciente estudio desarrollado en nuestro país fija la prevalencia de incontinencia urinaria en mayores de 60 años en 15% para mujeres y 11,6% en hombres. La presencia o no de IU la definía el paciente con una pregunta abierta y seguramente más ajustada al problema.
https://farmacoskm0.wordpress.com/2017/09/20/desmigando-el-concepto-de-vejiga-hiperactiva-y-la-eficacia-de-los-tratamientos-1-de-2/

Cronicidad: el parto de los montes por falta de confianza.

Fuente: http://saludineroap.blogspot.com.es/2017/09/cronicidad-el-parto-de-los-montes-por.html

El SNS desconfía del médico de familia y diseña una «estrategia de crónicos» con un sinfín de pantallas y centenares de clics a cumplimentar por ese médico de familia para que un colega hospitalario otorgue en la distancia el visto bueno al ingreso de un paciente crónico descompensado al que no conoce de nada. Si el SNS confiara en sus médicos de familia, como el NHS en sus GP, les otorgaría el poder de ordenar el ingreso directo de estos pacientes sin paso previo por urgencias del hospital, sin la necesidad de tanto clic en tanta pantalla y sin el visto bueno de nadie. En eso consiste el progreso y la modernización del sistema. Lo demás es más de lo mismo: el parto de los montes. La montaña pare un ratón e inventa la cronicidad. Como decía Barbara Starfield, el modelo fomenta la inequidad al centrarse en determinadas enfermedades y no en el paciente crónico, de manera que excluye a quien no tiene «la enfermedad correcta». Y es que, como dice Sergio Minué, algunos no se enteran de que la mejor «estrategia de crónicos» se llama Atención Primaria y prefieren adorar al nuevo becerro de oro.


Editorial en AMF: Indicadores ignorados, transición entre niveles y confianza

El invento de la cronicidad 

(traducción del documento del FoCAP titulado L'invent de la cronicitat)

(Therapeutics Letter) Resumen de la mejor evidencia para tratar la HTA.

La presión arterial elevada, comúnmente conocida como hipertensión, es frecuente y se ha convertido en "gran negocio". Como resultado, mucho de lo que se escribe acerca de la hipertensión está en conflicto e influenciado por intereses creados. Por lo tanto, es importante saber cómo encontrar la evidencia menos sesgada. Añadiendo a la complejidad, el término "evidencia" se usa de muchas maneras diferentes con muchos significados. Esta Carta usa el término "evidencia" para referirse al conocimiento recogido de revisiones sistemáticas de ensayos controlados aleatorios (ECA) diseñados para responder a la pregunta clínica de interés. Utilizamos este enfoque para 4 escenarios clínicos prácticos que cubren más del 90% de los problemas de gestión de la hipertensión en una práctica típica de atención primaria. Obsérvese que las mediciones de la presión arterial en ECA usaron lecturas múltiples en un estado de reposo con una técnica confiable y rigurosa.
http://www.ti.ubc.ca/2017/09/15/106-using-best-evidence-management-hypertension/ 

adjuntamos Noticias CADIME al respecto. 
 

El boletín canadiense Therapeutics Initiative ha publicado una revisión breve titulada usando la mejor evidencia para el tratamiento de la hipertensión, que presenta las siguientes conclusiones:
  • El tratamiento con fármacos antihipertensivos reduce modestamente la mortalidad y morbilidad en personas ≥60 años con hipertensión moderada a grave (>160/100).
  • Los diuréticos tiazídicos a dosis baja son los mejores medicamentos para iniciar la terapia.
  • En hipertensión leve (140-159/90-99) los antihipertensivos no han probado reducir la mortalidad y morbilidad.
  • Las cifras objetivo de tratamiento de presión sanguínea deberían corresponder a las utilizadas en los ensayos clínicos aleatorizados (<140-160/90-100) porque cifras inferiores no han mostrado conseguir un beneficio neto.
Una revisión Cochrane de farmacoterapia de la hipertensión leve a moderada en pacientes de 18 a 59 años concluye que en esta población los antihipertensivos producen un  pequeño beneficio para reducir el ictus. Sin embargo, no reducen la mortalidad por cualquier causa ni la cardiopatía  coronaria, aumentando los abandonos de tratamiento por efectos adversos.
En relación con el tema, se ha publicado un destacado sobre tratamiento de la hipertensión arterial: nuevas recomendaciones que presenta más información actualizada sobre este tratamiento.
Permalink:
http://www.cadime.es/?iid=hipertension-arterial&itid=1&lan=es

Descargar PDF

(JAMA) Antipsicóticos para la agitación o psicosis en pacientes con demencia.

Recomendaciones principales 
(1) Fuera de las situaciones en las que los pacientes representan una amenaza inminente para sí mismos o para otros, los medicamentos antipsicóticos deben utilizarse en pacientes con demencia para el tratamiento de la agitación o la psicosis sólo cuando los síntomas son graves, son peligrosos o causan un malestar significativo al paciente. paciente (recomendación B).  
(2) La respuesta clínica a las intervenciones no farmacológicas debe ser revisada antes del uso de una medicación antipsicótica sin urgencia (recomendación C).  
(3) El tratamiento farmacológico debe iniciarse a dosis bajas y valorarse hasta la dosis mínima efectiva según se tolere (recomendación B).  
(4) Si no hay respuesta clínicamente significativa después de un ensayo de 4 semanas de una dosis adecuada de un fármaco antipsicótico, el medicamento debe ser cónico y retirado (recomendación B).
(5) En los pacientes que muestren una respuesta adecuada al tratamiento con fármacos antipsicóticos, un intento de disminuir y retirar el fármaco debe realizarse en los 4 meses siguientes a la iniciación, a menos que el paciente experimente recidiva de los síntomas con intentos de disminución progresiva (recomendación C).
(6) En los pacientes cuya medicación antipsicótica está disminuyendo, la evaluación de los síntomas debe realizarse al menos una vez al mes durante el afilado y durante al menos 4 meses después de la interrupción de la medicación para identificar signos de recurrencia e iniciar una reevaluación riesgo-beneficio del tratamiento (recomendación C)
 (7) En ausencia de delirio, si no está indicado el tratamiento antipsicótico, el haloperidol no debe utilizarse como agente de primera línea (recomendación B).
http://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2654368